El cuidado del equipo fotográfico en el trekking

Las largas horas de caminata bajo temperaturas extremas hacen que el fotógrafo sufra las inclemencias del tiempo a cada paso, y sus equipos no están salvos de ellos, por lo que aquí les entrego una serie de recomendaciones para tener en cuenta en lo que respecta al cuidado del equipo.

La estrella indiscutible a la hora de hablar de protección de nuestro equipo, es la mochila. Más allá de ser amplia y cómoda, tendrá que asegurarte que sea lo suficientemente “mullida” como para soportar caídas y golpes sin que el equipo salga afectado.

Es una de las inversiones que más valen la pena, dado que nunca estamos exentos de tropezar, caer y resbalar en nuestras caminatas poniendo en riesgo nuestro equipo.

Existen en el mercado variados modelos y precios, busque aquel que se adapte mejor al equipo que posea, pero no escatime en hacer una buena inversión dado que, en caso de accidente, siempre agradecerá haber gastado un poco más en una mochila adecuada gracias a la cual se habrá ahorrado tener que enviar al service o cambiar gran parte de su equipo.

Teniendo en cuenta que solemos movernos por lugares solitarios, no es mala idea buscar un modelo que no delate que llevamos un equipo fotográfico; de esta manera podremos caminar tranquilos sin estar pendiente de eventuales robos.
De igual manera, será de mucha utilidad que la misma cuente con una protección impermeable que la resguarde de la lluvia. De no contar con ella, una bolsa plástica de buen tamaño (de consorcio o similar) será de mucha ayuda para envolver y proteger toda la mochila en caso que la lluvia lo sorprenda a mitad de camino. Llévela siempre como parte de su equipo.